Cómo la introspección puede ayudarte a cambiar

Mientras estaba en el gimnasio, tomé mi libreta y escribí: “Si decido cambiar, no lo haré en la superficie, sino desde la raíz”. En otras palabras, no importa que hoy te vistas diferente, sigues siendo la misma persona.

A mitad del entrenamiento me estuve preguntando… ¿De qué sirve trabajar en el físico y en vernos mejor, si nos persiguen viejas inseguridades y pensamientos negativos? 

Es igual que habernos puesto una máscara, nadie preguntará y si preguntan, quizá no tengan la menor idea. Nos escondemos porque la verdad es difícil de aceptar, entonces la mentira se vuelve nuestro refugio.

Supongo (utilizando mi lógica) que una persona no saldrá de su jaula hasta que sepa que está en ella. Básicamente, quitarse la máscara y decir; okey, si estoy muy (o poco) jodido.

En consecuencia, de manera natural comenzarás un proceso de cambio y estoy seguro que te irá de lo mejor. 

Mano sobre una libreta
Aquí es donde me entiendo.

Cuando algo material me hace falta, tengo el impulso de comprarlo enseguida, pero rara vez lo hago. Me detengo a pensar y analizar que tan necesario es. Después de pasar por este proceso de pensamiento, suelo posponer esa compra.

¿Una camisa más a mi closet, de qué me sirve? Prefiero irme a tomar un café y escribir. No quiero llenar mi vida de cosas materiales que no sé porque las tengo. Solo si es indispensable o me beneficia de manera directa, voy a ir por ella.

Nuestra valía no está en las cosas que tenemos, sino en nuestra forma de ser (aquello que no es tangible). Si mi camisa está deslavada, ni modo, me preocuparé cuando mi conversación se convierta en una estupidez.

Hay cosas más importantes, siempre las hay. Los problemas no se resuelven por encimita, haciéndolos a un lado y creyendo que ya no existen… Se les enfrenta.

Así como ir a terapia por primera vez, llorar por algo que te dolió, aceptar que tienes traumas y heridas que sanar, contar tus malas experiencias, admitir que heredamos patrones y no nos gustan, hacer todo lo que está en nuestras manos para ser mejores.

Quisiera concluir con la misma frase que empezamos: “Si decido cambiar, no lo haré en la superficie, sino desde la raíz”.

Evan B.


Mientras te escribo suena de fondo Way down We Go de KALEO, te recomiendo escucharla.

Si planeas seguir leyendo, entonces visita este artículo.

3 respuestas

  1. Avatar de Prefieronodecirlo
    Prefieronodecirlo

    “No quiero llenar mi vida de cosas materiales que no sé porque las tengo.”

    De vez en cuando nos descubrimos acumulando de todo, sin saber en qué momento, nos pasa con cosas materiales, energía, malos hábitos, cosas que nos dijeron, etc. y tampoco quiero llenar mi vida de eso.
    Te agradezco porque en cada artículo encuentro más de lo que puedo leer en la idea principal (si es que eso tiene sentido).

    1. Claro que tiene sentido. ¡Gracias por dejar tu comentario y espero seguir leyéndote por acá!

  2. Me encanta como escribes y tienes razón, a veces nos llenamos de cosas materiales que no nos sirven nada.
    Hay que trabajar más en nosotros mismos pero de adentro hacia afuera, no de afuera hacia adentro.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *